8 libros que te ayudarán a experimentar con tus textos

Hay un artista ruso del periodo de vanguardias que me fascina: Aleksandr Ródchenko. Descubrí su obra en una retrospectiva que hicieron hace años en la Pedrera. Ródchenko era un artista constructivista, su obra es bastante ecléctica: pintura, fotografía, fotomontajes, diseño de carteles, de portadas para libros; incluso se encargó de diseñar el Club Obrero para el Pabellón de la Unión Soviética en la Exposición Internacional de París en 1925. Ródchenko defendía que nuestro deber es experimentar. Es lo que más me gusta de él: la experimentación.

Me gusta escribir cuentos cortos, especialmente los de mil palabras (deformación de haber estudiado Traducción, pienso en palabras y no en cuartillas). Me encantan los finales abruptos, los diálogos escuetos; perfilar los personajes de tal forma que los podáis conocer, por su carácter y actitud, dejo a vuestra imaginación el aspecto y la vestimenta. Me gusta la fantasía, la sorpresa que produce el elemento fantástico. A mis textos los llamo fantasía pop o amor gore porque las escenas de ocio nocturno y la música, la sangre y los bares, el ambiente hípster de la ciudad, el moderneo más petardo, son para mí lugares comunes sobre los que disfruto escribiendo.

Para escribir hay que leer mucho, y mejor si vuestras lecturas son variadas. Se puede aprender mucho de los escritores que se encuentran en las antípodas de vuestros textos.

Así que me imagino que hoy tengo delante a una persona que quiere escribir cuentos cortos de fantasía, y me gustaría que experimentase con sus lecturas, que encuentre la inspiración creativa en textos lo más alejados posibles a los que produce. Le recomiendo estos ocho libros:

Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

YUKNAVITCH, Lidia. La cronología del agua. Editorial Cicely (antes Carmot Press)

Este libro es la autobiografía de la autora. Es probablemente uno de los mejores libros que he leído este año, junto a otro de los suyos, El libro de Joan, que sí que es literatura de género, y que es fabuloso. Sin embargo, os pediría que le dierais una oportunidad a su historia personal. Yuknavitch es una autora muy precisa, clara, que escribe sobre sus dramas personales con naturalidad, sin omitir su parte de culpa ni sus sentimientos más oscuros. Es una autora que os puede enseñar honestidad. Y la honestidad es útil hasta en las historias más bizarras.

DI GIOVANNI, Janine. The Morning They Came for Us. Editorial Bloomsbury

Me da mucha pena que Janine di Giovanni no se haya traducido aún al español o catalán. Nos estamos perdiendo verdaderas joyas. Di Giovanni es reportera de guerra. El libro del que os hablo trata sobre el comienzo del conflicto en Siria, justo cuando su vida había cambiado mucho con la llegada de la maternidad. También ha publicado libros sobre Bosnia y Ruanda, es una periodista geopolítica consagrada. Os enseñará el poder de informar correctamente. Algunos pensarán que para escribir ficción no es necesario saber informar. Pero todas esas ideas en la cabeza son informaciones que nosotros debemos intentar comunicar con la mayor veracidad. Como si le debiéramos rigor a nuestra imaginación al igual que di Giovanni le debe rigor al conflicto.

ORLEAN, Susan. La biblioteca en llamas. Editorial Temas de Hoy

Este libro es una lectura reciente, y me ha enamorado absolutamente. Es la crónica del fuego que arrasó la Biblioteca Central de los Ángeles la misma semana que explotó el reactor de Chernóbil en Ucrania, y también la historia del sistema bibliotecario en Los Ángeles. Qué gran trabajo ha realizado Orlean. El texto es una investigación minuciosa, y un reportaje magnífico sobre las bibliotecas y el valor de lo público en una sociedad tan capitalista como la estadounidense. No es necesario ser un bibliófilo para disfrutarlo. La narración es coral, se ofrecen testimonios y datos de lo más variados. Orlean nos da una clase magistral de cómo estructurar mucha información sin tener que ser lineal, ni resultar tediosa o pesada.  

Photo by Element5 Digital on Pexels.com

ALEXIEVICH, Svetlana. Voces de Chernobil. Editorial deBolsillo

Y puesto que he nombrado el desastre de Chernobil, tengo que sí o sí presentar a la maestra de las “novelas a voces”. Este es uno de sus libros más descarnados y tristes. Alexievich cede el protagonismo a los grandes olvidados, a las personas alejadas de la política y de la toma de decisiones. Para Voces de Chernobil, la autora entrevistó a las mujeres de los primeros bomberos en llegar al incendio de la central nuclear; a trabajadores de laboratorios que fueron los primeros en alertar de la subida de la radiación en el aire; también se incluye la historia de personas que se mudan a zonas contaminadas huyendo de la guerra. Es un libro especial que os ayudará mucho con los diálogos, sobre todo si son dramáticos. Las voces reales os pueden ayudar tanto con los diálogos como las obras de teatro o los guiones de cine.

GAY, Roxane. Mala feminista. Editorial Capitán Swing

Sigo a Roxane Gay desde que leí Mala feminista. Sería capaz de recomendaros incluso sus breves reseñas en Goodreads. Y sus discursos en TedxTalks. Lo que más me gusta de su estilo es que puede ser tremendamente divertida a la par que trata temas muy dolorosos. Este año también he leído Hambre (también en Capitán Swing), y me reí, aunque los desórdenes alimenticios y la gordofobia no son temas que tomarse a la ligera. De Gay se puede aprender mucho sobre cómo introducir el humor donde supuestamente no debería haber humor. Hacer reír a la gente con nuestros textos es muy difícil. Pero siempre deberíamos abogar por arrancar una sonrisa. Probad a resultar divertidos, cuando lo consigues, es una maravilla.

BOLAÑO, Roberto. Los detectives salvajes. Editorial deBolsillo

Bolaño comentaba en una entrevista que podían acusarle de cualquier cosa como escritor, pero no de falta de experimentación. Justo eso es lo que podemos aprender: lo liberador que es experimentar escribiendo. Sin querer copiar a Bolaño, que intentar escribir como los ídolos es coquetear con el desastre. Soy consciente de que en el universo Bolaño entras o no, lo amas o lo odias, depende de la rabia que te puedan dar los poetas. Poetas que roban libros y cometen actos deplorables, poetas de culto, como Cesárea Tinarejo perdida en el desierto de Sonora.

Photo by cottonbro on Pexels.com

QUENEAU, Raymond. Ejercicios de estilo. Editorial Cátedra o Quaderns Crema.

Este libro me acompaña desde la Universidad. Es un experimento en sí: un mismo texto de un solo párrafo escrito de noventa y nueve formas distintas. Coged uno de vuestros textos y reescribidlo, y luego otra vez; poneros ciertas pautas y normas a seguir. Es difícil y es divertido, y te ayuda a aprender mucho sobre gramática, sintaxis, estilo, etc. Te obliga a pensar mucho. A mí, durante un tiempo, y todavía me encanta hacerlo, me dio por escribir microcuentos sin usar preposiciones.

THORN, Tracy. Bedsit Disco Queen. Editorial Virago

Otro libro que lamento mucho que no esté traducido. Tracy Thorn es cantante, miembro del dúo Everything But the Girl. Ese libro es la historia sobre cómo formó la banda, y cómo la desmanteló en su mejor momento para retirarse y cuidar de su familia. Y cómo decidió volver como artista en solitario años después. Thorn es una maravillosa escritora, aunque, por supuesto, el reconocimiento lo tenga por ser música. Su música es su identidad artística principal, podríamos decir. La lección en este caso es que se puede hacer otra cosa más allá de escribir, o pintar, o componer música. Como creadores, recordad, nuestro deber es experimentar.

1 comentario en “8 libros que te ayudarán a experimentar con tus textos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s