Releer tus textos antiguos no es una mala idea

Estoy inmersa en una relectura de Los tres mosqueteros de Alexandre Dumas. Cuando tenía dieciséis años, leí del tirón los cinco tomos que componen esta historia: Los tres mosqueteros, Veinte años después, y las tres partes de El vizconde de Bragelonne. Es cierto que ahora hay pasajes que me fastidian un poco y antes no, sobre todo, los relativos a la grandeza espiritual de la nobleza versus las clases populares, y las generalizaciones de género. También te das cuenta con mayor facilidad que Dumas era autor de folletín, y que para estar en nómina necesitaba extender las escenas lo máximo posible.

Sin embargo, sigue siendo una lectura tan apasionada y entretenida como entonces, y te genera una tensión que te impide cerrar el libro. Como cuando era adolescente, sigo esperando las escenas de Mylady de Winter con ansia; Dumas debería de haberle dado más espacio a esta estupenda espía, y también le he cogido un cariño especial a la señora Bonacieux, personaje que ni recordaba. El cardenal Richelieu el conspirador por excelencia, y de nuevo, no sé si me gusta más Aramis o Athos, porque Porthos es gracioso y D’Artagnan es el innegable protagonista, pero creedme, en la novela vais a preferir a los secundarios de lujo.

Ilustración de Maurice Leloir

¿Por qué os cuento todo esto? Porque releer este libro, que tanto disfruté en la adolescencia, me ha hecho reflexionar sobre lo bien que vienen las relecturas, aunque te arriesgues a la decepción. Vale la pena correr el riesgo de que los recuerdos no alcancen nuestras expectativas porque releyendo se aprecian nuevos detalles, se gana una perspectiva, y se suele ir sobre seguro. Si un libro os encantó hace años es muy difícil que paséis a odiarlo con una relectura (aunque quizá algún día os expliqué mi cabreo e indignación con 1984 de George Orwell).

Yo releo mis cuentos de vez en cuando, y os voy a dar tres motivos por los que deberíais releer vuestros escritos antiguos, especialmente si en su momento os hicieron sentir satisfacción y orgullo.

  1. Os entrarán ganas de volver a escribir. Pensaréis, vaya, pues qué acertada estuve en este párrafo, qué maravillosa idea tuve, qué bien me lo pasé escribiendo este texto. Os entrará el gusanillo y la necesidad de repetir la hazaña. De vez en cuando, para darme ánimos, cuando pierdo la motivación y no sé por qué escribo, releo Mamarracha o Burguercito, y por lo menos, recuerdo que escribir me hace sentirme en la cresta de la ola y olvidarme de todos los problemas y ansiedades de la existencia.
  2. Os ayudará a no repetir ideas. Es más fácil de lo que pensáis resolver un final de una manera similar a alguno de vuestros escritos pasados. Caemos en escribir los mismos personajes una y otra vez, y releernos puede ser un método de prevención. Hemos venido a expandir la imaginación, presume de que la imaginación es casi infinita. También hay que tener un cuidado importante si habéis leído recientemente una obra que os ha encantado, porque es un muy fácil emular sin querer a aquellos autores que nos entusiasman.
  3. Y evitará que caigamos en los mismos errores. No nos vamos a engañar, si no nos leemos a menudo lo que escribimos hace años es porque sabemos que encontraremos nuestras limitaciones e incapacidades pasadas, los temidos errores garrafales, sinsentidos y frases que chirrían, que queríamos enterrar de por vida. Pero, de nuevo, es una manera de prevenirnos, de ponernos sobre aviso, e incluso de resarcirnos de los fallos pasados a la hora de escribir.
Photo by Karolina Grabowska on Pexels.com

Releeros y releed los libros que os han gustado. No solo se puede vivir de lo nuevo y de la novedad. Si tenéis un bloqueo escribiendo o como lectores, releed.  

Si es una práctica que empleáis, por favor, hacédmelo saber en los comentarios. Y si habéis rehuido hasta ahora de releeros, contadme, ¿os vais a atrever?

¡Que tengáis un buen fin de semana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s