En tu ADN creativo siempre entran tus gustos

La semana pasada hice una clase sobre creatividad con el artista y podcaster Andy J. Pizza, y exponía una idea que me ha gustado mucho: el ADN de una persona creativa, cualquiera que sea su campo, se compone de su identidad, sus gustos, sus experimentos y trabajos, y sus experiencias. Como ya os hablé algo sobre mi identidad en esta entrada, hoy me gustaría dedicarme a los gustos.

Y como cualquier excusa es buena para hablar de libros, voy a intentar analizar mis gustos literarios a través de los diez últimos títulos a los que le he dado 5 estrella en Goodreads (saltándome la relectura de Los tres mosqueteros que hice a principios de este año, puesto que es un libro que no he valorado desde los gustos literarios actuales).

Allá vamos, en orden de lectura más reciente a menos:

El ball d’Irène Némirovsky.

Le he dedicado a esta novela corta mi primera retransmisión en Twitch, que también está disponible en el canal de Youtube que acabo de inaugurar, Directos de Literatura. Así que no me extenderé y diré que me fascinó por su brevedad.

Photo by Ike louie Natividad on Pexels.com

The Hearing Trumpet de Leonora Carrington.

Tengo muy claro que lo que más valoro de esta obra surrealista de Carrington es el tipo de fantasía: lo extraño y maravilloso se sucede en un ambiente que a priori no debería se fantástico y, que con cada página que pasa, acaba siendo más y más rocambolesco. Me gustan las obras que rompen los esquemas y son tan difíciles de catalogar. Y también puntúa mucho que las protagonistas sean ancianas, es un detalle y una decisión que me parece valiente e importante.

Las muertas de Jorge Ibargüengoitia.

Una de mis lecturas preferidas de 2020, año en que me enganché al true crime. Y puede que lo que más me guste de la novela sea precisamente el tema tratado, pero sobre todo por ese estilo de crónica que me parece estupendo para este tipo de novelas. De hecho, no suelo leer policiaca porque es una narrativa que me recuerda más al guion de cine y, para eso, prefiero ver una serie o película. Pero las crónicas me apasionan. Esta historia se basa el caso real de las Poquianchis, y os dejo un vídeo donde se explica muy bien aquí. Aunque yo leería antes la novela para que cuando conozcáis el caso real os podáis decir “jo, la realidad, cómo supera a la ficción”. Gracias miles a la librera de Lata Peinada que me lo recomendó (siento mucho no recordar su nombre).

The Library Book de Susan Orlean.

Como buena bibliófila, lectora empedernida, amante para la posterioridad del papel, el de leer y el de crear, lo mejor de este trabajo de investigación de Orlean es que habla de una biblioteca, y de libros y libros y más libros. Ya comentó algo más sobre este título y el siguiente en esta entrada.

The Book of Joan de Lidia Yuknavitch.

Yuknavitch es una autora que me tiene enamorada. Posiblemente la ciencia ficción sea uno de mis géneros preferidos. Pero lo que más me gusta de este libro es el homenaje que la autora hace a un personaje histórico (Juana de Arco). La prosa de la autora te atrapa desde la primera página, creo que podría leerme cualquier cosa que publicase, sobre cualquier tema. Sin embargo, pensar que Juana de Arco haya podido originar esta historia me parece alucinante y lo celebro.

Canción dulce de Leila Slimani.

Había oído hablar muy bien sobre este libro a muchas personas, y a veces, cuando me pintan una obra como maravillosa y fantástica, prefiero no leerla. Supongo que nunca me ha gustado que me digan lo que tengo que hacer, o bien, me da pereza y aburrimiento mortal leer lo que lee todo el mundo. ¿Tiene sentido? Pero esta novela me encantó, y fue una sorpresa, porque conocía el argumento y su resolución. Es un drama desgarrador, que no he podido olvidar tras varios meses desde su lectura, y en breve leeré otro título de la autora.

Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Temporada de huracanes de Fernanda Melchor.

Que me gustase tanto este libro me llevó a Las muertas de Ibargüengoitia porque desde hace un par de años me siento muy atraída por la literatura latinoamericana. El estilo de esta novela es arriesgado, se nos cuentan los sucesos alrededor de un crimen sin apenas puntos, con un lenguaje oral. Pero una vez estás dentro ya no puedes parar, y que no haya puntos, y apenas unos pocos punto y aparte, sustituidos por comas, crea una sensación de velocidad muy interesante, lo que convierte la obra en vertiginosa.

Hunger de Roxane Gay.

Al igual que de Yuknavitch, de Roxane Gay me leería cualquier cosa. Hunger me toca especialmente porque es la biografía más sincera de una persona gorda, un tema en el que me siento muy identificada. Los cuerpos no normativos gordos y muy gordos existen, y pueden sufrir mucho por ello. Este libro me maravilla porque visibiliza un tabú: las personas gordas tienen el derecho a reclamar su voz, explicar su historia, sin tener que aguantar que se las acuse de apología de nada. Como gorda, no recomiendo a nadie ser gordo, pero me gustaría ser escuchada y verme representada en el arte y los medios.

100 balas de Brian Azzarello.

Defiendo mucho leer por puro entretenimiento. De hecho, ¿no es nuestro motivo principal fuera del estudio? Este enrevesado cómic me tuvo un par de meses (son diez tomos) tan enganchada como me tiene ahora mismo la serie The Americans. No quiero revelar nada sobre la trama, bueno, sí: una persona ofrece un maletín con cien balas irrastreables a ciertas personas para que se venguen del responsable de que su vida sea desgracaida. ¿Vosotros qué haríais? Además, tengo la teoría de que las películas de John Wick beben mucho del cómic de Azzarello.  

Goodbye to Berlin de Christopher Isherwood.

Me he enamorado de Isherwood y de su estilo. Además, hay ciertas épocas históricas de las que he leído poco y quiero saber más, como es la república de Weimar (por culpa de Jason Lutes y el cómic Berlín), y también el periodo de entreguerras en Europa. Siempre cuento de este libro que, si te gustó la película Cabaret, la verdadera Sally Bowles procede de esta obra, y ya solo por eso, vale la pena darle una oportunidad.

En general, considero que mis gustos literarios son eclécticos, pero con ciertas tendencias marcadas: los cuentos, la fantasía más costumbrista, el realismo mágico, las historias más personales suelen poblar mis estanterías. Y además necesito conectar con el estilo del autor, si no, me cuesta mucho seguir leyendo. Y vosotros, ¿qué dicen lo que habéis leído sobre vuestros gustos?

Hoy vuelvo a Twitch para contaros un poquito sobre Milady de Winter de Alexandre Dumas, os espero a las cuatro y media (hora española). Y también hoy da pistoletazo de salida mi canal de Youtube, Directos de Literatura. En este canal recuperaré las retransmisiones de Twitch a semana vista para que no se pierdan como lágrimas en la lluvia 😉.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s