Sant Jordi 2021: Guía de regalo – INDIES y HIPSTERS

Estoy convencida de que tenéis algún amigo o familiar que es un lector/a empedernido/a, que compra libros a mansalva, y que tiene las estanterías bien repletas de Compactos Anagrama o una colección similar. Quizá asegura que jamás lee un best-seller si no está muy justificado; suele merodear por La Central y Laie, puede que cargando una tote bag del último festi al que ha asistido (sea literario, de música, o de cine). Esta persona es también muy cinéfila, melómana, se le llenan los pulmones con el aire cultural de la ciudad, no se pierde las expos que organiza el CCCB o el Arts Santa Mònica, y disfruta tanto de los restaurantes vietnamitas como del terraceo de bocatas grasientos y Estrella Damm.

Perdonadme la caricatura un poco exagerada de los modernitos barceloneses. No pretendo ofender, los hípsters me parecen adorables, yo lo soy bastante, son muy made in Barcelona, hayan nacido aquí o sean hijos adoptivos. Hablo de esas personas que insisten en que les gusta sobre todo y ante todo LO INDIE: los libros que nadie está leyendo (aunque los libros de Random le ocupen media casa); la música que nadie conoce; el look indie del momento pero no porque es moda, sino identidad; lo original y lo olvidado; lo maldito; el beat de la poesía nueva, sin rima, que nadie comprende; la película tostón que nadie ha podido terminar y que ha visto ya tres veces en la filmo.

Seres adorables, con el agua al cuello por el trabajo precario o el desempleo, o no, pero siempre con una necesidad imperiosa de consumir cultura mucho antes que comer bien o hacer deporte. Me estoy pasando, pero es muy fácil dejarse llevar, como los autores de verborrea vacía que muchos hípsters aplauden.

Photo by Tim Douglas on Pexels.com

Ah, se me olvidaba, el café con cierta estética y sobrepreciado también es importante, y puede que el patinete, el de toda la vida, si son más activos.

Pues bien, a nuestros queridos urbanitas, este Sant Jordi vamos a encontrarles un libro INDIE de verdad, es decir, de una editorial que no pertenezca a ningún macrogrupo, ni tenga los amigos necesarios para salir gratis en las publicaciones más cool en papel y online.

He aquí nueve propuestas de editoriales tan indies que muchas sobreviven en los márgenes y son muy injustamente poco referenciadas. Os propongo, además, un par de libros de cada, que a mí me llaman mucho la atención.

Contraescritura: microeditorial especializada en textos políticos y testimonios históricos capitaneada por una valiente impulsora de la memoria histórica. Ahora están en plena campaña de mecenazgo de una próxima publicación. Si vuestro amigo es de mi rollo, podéis regalarle Yo le pinté el bigote a Stalin de Erika Riemann o Goethe en Dachau de Nico Rost, que tengo pendiente en casa desde el pleistoceno. También me gustó mucho Una voz de mujer en la contienda de Marcelle Capy.

Pepitas de calabaza: ellos aseguran tener menos proyección que un cinexín, pero llevan más de doscientos títulos a las espaldas, y por algo será. Lo que buscan es llenarnos el alma y hacernos pensar, como la mayoría de las editoriales en esta lista. Me fascina Mujeres en la alborada de Yolanda Colom, pero también me interesan Primavera sombría de Unica Zürn y La nina salvaje de Marie-Catherine H. Hecquet, por citar dos, porque me quedaría con la mitad del catálogo.

Antipersona: editan ensayo, narrativa y fanzines, y de nuevo, buscan hacer una crítica social necesaria y en descubrirnos historias olvidadas de lucha popular y resistencia colectiva. Ahora mismo, los que más me interesan son Vidas Trans de VV.AA., que incluye un capítulo escrito por la maravillosa Alana Portero, y Japón salvaje de VV.AA. también. Estamos muy japonizados en esta casa en los últimos tiempos.

Orciny Press: no podía faltar una editorial amiga. Publican los libros más what-the-fuck de nuestro panorama literario. Libros que no sabes por dónde pillarlos, divertidos y macarras. La editorial tiene un Patreon que se llama Inner Circle, una comunidad fantástica donde poder leer relatos exclusivos cada mes y estar al día de sus andanzas. Atención a las últimas publicaciones: Deja que el viento se lleve mis cenizas de Inés Arias de Reyna y Cómo crear espacios más seguros de Shawna Potter. Ahora mismo tienen una campaña de mecenazgo para la publicación de la trilogía Illuminatus de Robert Shea y Robert Anton Wilson.

Automática Editorial: otra de mis editoriales fetiche porque tienen todos esos libros de Gorki en el catálogo que tanto adoro. Además, tiene casi todas las obras de Yan Lianke editadas en español, que ya están en mi lista de deseos junto a medio catálogo. Y de las últimas publicaciones destaco: La muerte del Vazir-Mujtar de Yuri Tyniánov y Dendritas de Kallia Papadaki.

Photo by Gary Barnes on Pexels.com

Ménades Editorial: se define como un proyecto filológico y literario, feminista y reivindicativo. Con esa intención, me subo al barco de cabeza. Me llevaría todos sus títulos, pero por el momento destaco: Whipping Girl de Julia Serrano y Clemencia a las estrellas de Agustina González.

Cicely Editorial: forma parte del grupo indie Librerantes, recomiendo muchísimo visitar la página de este grupo. Gracias a esta editorial, mi madre y mi hermana se han podido leer Dietland de Sarai Walker, que es una de las novelas más divertidas y reivindicativas que he leído en los últimos años. Tienen la magnífica La cronología del agua de Lidia Yuknavitch. Los quiero todos, pero en especial, Los inquebrantables de Lorel Manzano y Payasa de Monica Drake.

Catarata: una editorial para aprender muchísimo. Leí de ellos Señoras fuera de casa de Raquel Sánchez y me gustó muchísimo, y pude entender cómo fue la antesala del movimiento feminista en nuestro país. Sus títulos dedicados a la naturaleza y el feminismo son los que más me atraen. Así que me quedo con Lagos asesinos de Javier Sánchez España y Dueña de mi amor de Coral Herrera.

Sembra Llibres: esta editorial en catalán me parece compuesta por libros que son caprichitos. Me encantan sus diseños, aunque no es lo más importante, está claro. La colección de narrativa tienen nombres muy potentes e interesantes, pero a mí sobre todo me gusta su línea infantil y la de ensayo, y ya tengo en la wishlist Les aventures d’en Cebeta de Gianni Rodari y L’altra banda de la muntanya de Minna Salami.

La próxima vez que alguien os diga que este año no se pierde el Kosmópolis o el Inèdit (que también me encantan), recordadles la existencia de la Fira Literal. Espero que todos vivamos con humor nuestro moderneo, que ya es casi tan famoso como la arquitectura Modernista que ha hecho famosa a nuestra ciudad.

Gracias por leer, y el próximo lunes 12 de abril, os espero en mi canal de Youtube en directo a las 17:30 (horario de Barcelona).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s