3 ventajas y 3 desventajas de la lectura en grupo

Creo que desde que empezó el confinamiento he visto proliferar en redes las lecturas conjuntas, lo que celebro enormemente. A mí la cuarentena me impidió seguir formando parte de un club de lectura estacional de seis meses, y provocó que el que mantenía con unas amigas para leer en inglés hiciera aguas. Por suerte, acabamos de recuperar este último, y os animo a que os organicéis con vuestras amistades lectoras.

¿Pero por qué nos gusta tanto leer en grupo? La humanidad es una especie social, así que no es de extrañar que también quiera compartir la lectura. Si bien leer los mismos libros no es una condición imprescindible para debatir sobre literatura, es cierto que el intercambio de ideas y la comprensión es más factible cuando la otra persona ha leído la misma obra que tú; es un fastidio que un debate se convierta en un monólogo o una conversación repleta de callejones sin salida.

No obstante, leer es ante todo un placer individual, necesitamos estar a solas con nuestra imaginación, dejar que la actividad neuronal se dispare y evadirnos de todo lo que nos rodea.

¿Es entonces tan interesante entonces leer en grupo?

Pensemos…

Photo by Helena Lopes on Pexels.com

Primera Ventaja: EL INTERCAMBIO

Lógica del ser social: juntarse es una tendencia y una preferencia. Es fascinante poder conversar durante una tarde sobre libros: las impresiones y sentimientos que te ha causado tal escena o personaje, qué te ha gustado y qué no, a qué otros libros te recuerda… Y sobre todo, lo enriquecedor es lo que piensan y han descubierto los demás; quizá tú no reparaste en ese detalle que ahora te parece mágico. Leer en grupo es una excusa para organizar una quedada de la que sales normalmente con la sensación de haber ganado mucho.

Primer Desventaja: EL COMPROMISO

Formar parte de un club de lectura o una lectura conjunta supone comprometerse a un ritmo lector que quizá no logremos alcanzar, y de la misma forma, comprometerse con un libro que es posible que detestemos y nos cueste horrores terminar. En estos caso, y puesto que no es una cuestión vida-muerte, todo el mundo suele entender las bajas de última hora, aunque siempre nos molesten; nos pasa a todas que no acabamos el libro a tiempo, o que no lo queremos acabar, porque es imposible estar al 100% siempre, aunque conozco a personas testarudas con una gran determinación que son capaces de acabar ese libro que no soportan, e incluso agradecer la lectura (me parece ciencia ficción).

Segunda Ventaja: APRENDER IDIOMAS

Si estáis aprendiendo una lengua es una idea fantástica unirse a un club de lectura, y más si también hay una parte oral presencial o via videoconferencia. Aprenderéis mucho, aunque cueste esfuerzo, estaréis en compañía, y os quitaréis el miedo a hablar en otro idioma. El club de lectura que tengo con amigas es en inglés, y es genial para mantener la fluidez y espontaneidad en un idioma al que he dedicado tantas horas y tanto me gusta. Además, siempre hay alguien que va al rescate y te recuerda o te enseña la palabra que no encuentras y se queda en la punta de la lengua.

Segunda Desventaja: LA PILA

Si como yo tenéis muchísimos libros en casa por leer, no ayuda unirse a lecturas conjuntas porque como mínimo cada sesión de la que forméis parte supone un nuevo libro. O quizá supone releer algo que ya no os interesa. Y, encima, en la sesión de intercambio, seguro que salen nuevos títulos y autores que no habéis leído y que puede que se añadan a esa pila que no para de crecer.

Tercera Ventaja: FOMENTAR LA LECTURA

De la misma forma, leer en grupo fomenta tus ganas de leer, es genial si es lo que buscas, o si no sabes bien qué elegir y no has acabado de formar tu criterio lector. Te sacará de la zona de confort, el resto de lectores te inspirará a leer cosas nuevas. Los clubs de lectura pueden ser una auténtica fiesta lectora. Cuanto más se lee, más se quiere leer.

Tercera Desventaja: ORGANIZARSE

En mi opinión y experiencia, un club de lectura o lectura conjunta no funciona sin un liderazgo claro, que puede ser individual o compartido. La organización es un trabajo añadido muy importante y que, a veces, es poco gratificante: hay que escoger la lista de libros, organizar la votación, establecer las fechas, las reglas internas del grupo, aceptar esas bajas de última hora, mantener conectados a los integrantes… Con la experiencia y evitando estresarse, todo sale, o más o menos. Y si no, pues quizá saldrá en una próxima ocasión.

¿Qué otras ventajas y desventajas se os ocurren? Si os apetece descubrir cómo nos organizamos nosotras, y tomar ideas, os espero en la sesión de Twitch de hoy a las 17:30. Si no podéis asistir, el directo se subirá poco después al canal de Youtube Directos de Literatura.

¡Hasta la semana que viene!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s